Aldeas Infantiles SOS Venezuela, formación con amor y compromiso social

Contribuir a una labor en pro de la comunidad siempre satisface, pero cuando se beneficia a niños y niñas en situación de riesgo, conmueve. Una muestra de ese aporte invaluable es el trabajo de Aldeas Infantiles SOS Venezuela, una organización dedicada a prevenir la pérdida del cuidado familiar de los niños. Cuando la tutela se ha perdido, les brindan alterativas para que puedan crecer en familia, trabajando siempre para que puedan regresar con sus padres, hermanos, abuelos, tíos, porque no hay nada mejor que crecer con los seres queridos y en condiciones en que no se vulneren los derechos fundamentales.

Aldeas Infantiles SOS se adapta a la realidad de cada contexto, por eso genera respuestas innovadoras, diversas y flexibles acordes a las necesidades de cada localidad, gracias al trabajo conjunto con las comunidades y al análisis de la situación individual de los niños que participan en los programas. También asisten a cientos de adolescentes y jóvenes en la preparación para una vida independiente desarrollando sus capacidades y competencias para ser autónomos, seguros y responsables.

“Como organización hemos realizado un trabajo muy importante constatando las necesidades por las que atraviesan las familias de las comunidades donde estamos presentes. Seguimos trabajando sin desfallecer en nuestra labor de garantizar todos los derechos que tienen los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, en especial en aquellos que se encuentran en situaciones de mayor vulnerabilidad”, explica el director de recaudación, Edy Fernandes.

Los inicios

La primera Aldea Infantil fue fundada por Hermann Gmeiner en Austria en 1949 Niñas y niños en situación de riesgo encontraron allí un nuevo hogar en un entorno familiar. Hoy, Aldeas Infantiles SOS trabaja en 134 países. Es la organización de ayuda a la niñez más grande del mundo y se ha convertido en todo un movimiento social.

En Venezuela los primeros cimientos se levantaron en 1979 cuando un grupo de personas de gran corazón realizó un programa que se estableció en la población de La Cañada de Urdaneta, en el estado Zulia. Desde ese momento Aldeas Infantiles SOS Venezuela trabaja por los derechos de miles de niñas, niños, adolescentes y jóvenes venezolanos. Actualmente cuentan con siete programas: tres de acogimiento y cuatro de fortalecimiento familiar, ubicados en Ciudad Ojeda y La Cañada de Urdaneta, en el estado Zulia; Turmero, en el estado Aragua; y Petare, en el estado Miranda.

Las “Aldeas” de Aragua y Zulia son programas familiares de gran nivel en los que los niños y las niñas reciben afecto, atención y capacitación. Los chicos viven en sus casas con las llamadas “Madres y Tías SOS”, que son mujeres que están en constante preparación y capacitación para llevar adelante un hogar.

“Aldeas Infantiles SOS Venezuela realiza un minucioso proceso de selección de las ‘Madres y Tías SOS’, por ser las personas que tendrán el contacto directo con los niños y las niñas que reciben nuestro apoyo. Por eso participan en un programa de formación inicial durante dos años; allí reciben el nombre de ‘Tía SOS’ y se les ofrece orientación, formación teórica sobre atención a niños y niñas, además de un entrenamiento laboral asesorado por distintos especialistas, hasta culminar el proceso de preparación y recibir su acreditación como ‘Madre SOS”, precisa Fernandes.

Sin duda, Venezuela enfrenta tiempos muy difíciles... No obstante, para esta organización 2017 estuvo lleno de satisfacciones por el apoyo recibido: “Para cumplir con cada uno de nuestros objetivos, es necesario contar con importantes recursos; por eso hacemos una labor exhaustiva en la recaudación de fondos a través de donaciones y alianzas con empresas. En 2017 contamos con más de 14 mil donantes. De estos, más de mil 270 llegaron el año pasado y más de 6 mil 250 hicieron importantes incrementos en sus donaciones para poder cumplir con la manutención de los beneficiarios de nuestros programas”.

Costa Brava

El director de recaudación detalla que varias empresas establecieron el año pasado alianzas muy importantes con Aldeas Infantiles SOS Venezuela: L’oréal de Venezuela, Inversiones Gomas 2000, Beco, Automercados Plaza’s, Fundación BBVA, Acumuladores Duncan, Ven Line C.A., Johnson & Johnson International, Banco Exterior, Excelsior Gama, Cines Unidos, Grupo MAH y Agencia de Viajes Kapui-Wan, entre otras.

Proyección 2018

Fernandes comenta con gran optimismo que seguirán dedicándose a la defensa y protección de los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes. “Seguiremos ampliando nuestra red de alianzas para mantener nuestros programas. Debemos y queremos seguir cumpliendo con cada una de nuestras metas, porque continuaremos con nuestro trabajo de reducir esas condiciones que llevan a que los niños no puedan estar y crecer con su familia de origen”.

¿Cómo podemos ayudar?

Son muchas las maneras de aportar un grano de arena. Pueden hacerlo como: Amigos SOS, Embajadores SOS y Empresas Aliadas.

Los Amigos SOS son aquellas personas que traen para la organización su humanidad, calidez y el mayor de los deseos para apoyar. Sus aportes mensuales permiten garantizar la alimentación, la educación, la salud y la recreación de cada beneficiario de los programas.

Los Embajadores SOS son personalidades del mundo de la cultura, el deporte, el arte, etc., que con comprobados valores y compromiso social puedan dar impulso a las campañas de la organización. Asimismo, ellos llevan su voz a los programas, cuentan sus historias de vida a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes para demostrar con el ejemplo cuáles son los caminos a seguir para realizar los sueños y alcanzar las metas más altas.

Por su parte, las empresas y los comercios son aliados estratégicos; tienen una gran importancia porque su aporte permite la ejecución de los distintos proyectos de Aldeas Infantiles SOS Venezuela. “Las relaciones con las empresas se construyen de forma integral: ambas partes se ven beneficiadas. Se llevan charlas y talleres de fortalecimiento familiar dirigidos a los empleados de todos nuestros aliados corporativos mientras ellos apoyan alguno de los proyectos o las estrategias que tiene la organización. Esto se convierte en una gran oportunidad para que las personas jurídicas cumplan con su compromiso social de manera sencilla, acorde con su visión y misión. Todo aporte a la organización es deducible del Impuesto Sobre La Renta”, explica Fernandes.

Trabajo con amor, compromiso y resultados

Toda esa labor se puede constatar disfrutando de los encuentros que realizan en los llamados “Día de Puertas Abiertas”. Es la oportunidad propicia para que personas externas conozcan las instalaciones de las Aldeas Infantiles SOS, tengan contacto con las familias que allí habitan y compartan durante todo un día en un ambiente de celebración. Allí verán la educación que reciben los niños, entrarán a sus casas, comerán platos realizados en familia con mucho cariño y vivirán en carne propia esta experiencia única y hermosa.

“Es difícil encontrar las palabras que expresen lo que significa trabajar en Aldeas Infantiles SOS Venezuela… Sólo cuando ves la sonrisa de los niños, es cuando realmente entiendes la labor que estás haciendo en la organización… te das cuenta de lo que eres parte. Saber que cada acción que ejecutamos y que cada decisión que tomamos impulsa el correcto desarrollo de la vida de un niño y de su entorno, representa un gran compromiso con nuestro trabajo… y este se ve recompensado cuando al visitar los programas de la organización corroboras que las acciones diarias tienen resultado. Esto es algo que también lo tienen que sentir las miles de personas que apoyan a Aldeas Infantiles SOS Venezuela con sus colaboraciones, donaciones, alianzas, ya que su aporte hace posible que cada una de esas sonrisas estén ahí, creciendo y proyectándose como personas de bien para ellos, para su familia, su comunidad, su país”, concluye Edy Fernandes.

Quien desee colaborar sólo debe visitar la web: www.aldeasinfantiles.org.ve; seguir sus redes sociales o llamar a los números de teléfono (0212) 237.19.37 y 239.03.40