Christian Bravo

Está consciente que él no es sólo un cocinero sino que lleva también la bandera de su país, pues es embajador de la Marca Perú, responsabilidad que comparte con otros colegas de profesión.

Una de sus actividades es viajar por el mundo para dar a conocer recetas propias, algunas novedosas pero todas basadas en la despensa peruana e inspiradas en preparaciones ancestrales. Como lo dijo en su reciente visita a Caracas, que sólo buscando en lo propio se podrá conquistar al mundo.

En esta oportunidad conversó con alumnos del Chef Campus Culinary Institute, domiciliado en Caracas. Habló de la cocina como su gran pasión, que comparte con otras actividades y que lo llevan de los fogones a la radio y a la consola de música, pues también es Dj.

Cuando habló del ceviche, plato insignia del Perú, se refirió a la calidad y frescura del pescado, indispensables para tener éxito con los comensales. Una de las recetas que llevan su firma es el ceviche caliente, donde los ingredientes se cocinan sobre una piedra previamente calentada en la cocina y luego colocada en un bowl para llevarla a la mesa.

Christian Bravo salta de proyecto en proyecto. Cuando culmina uno ya busca otro nuevo. Es la razón de la apertura de Fuego, un restaurante que abrirá en Lima y que tiene como novedad el horno Kamado, donde se cocinarán los platos

Para la medallista olímpica de Río de Janeiro 2016, su carrera como atleta se encuentra en pleno desarrollo; destaca la responsabilidad y la constancia como fundamentales para el éxito en sus próximos objetivos. “Siempre he sido constante y no he parado hasta conseguir lo que quiero, eso es lo más importante para mí. Mi preparación y mi acondicionamiento físico son vitales a la hora de poder ir tras una meta que me he trazado junto a mi entrenador”.