Del pincel al 2.0

Con el nombre de 11:11 Pulso de Vida el compositor venezolano Abraham Gustin presenta su tercera producción discográfica, trabajo que se ubica en el género de la world music y viene con un marcado carácter sinfónico que utiliza el cuarteto de cuerdas como parte fundamental para sus arreglos orquestales. 

En 11:11 Pulso de Vida los cuatro elementos como expresión de la fuente se reúnen para hablar de la creación, un pulso lento y estable que acompaña el surgimiento de la vida”, afirma Gustin, para quien este proyecto habla de “la posibilidad de utilizar la música como un catalizador para el cambio”, lo cual se complementa con el significado del número maestro: 11:11, que denota el crecimiento del ser humano hacia una nueva era más espiritual y equilibrada. El CD encierra 12 piezas e incluye dos hermosos valses venezolanos. 

Gustin por igual añade que “11:11 habla de un hombre sencillo que alcanza su maestría para convertirse en un ciudadano del mundo”. 

En la producción del disco participaron el maestro Arnaldo Pizzolante en el piano, el director de la Orquesta Filarmónica de Venezuela, Luis Miguel González (graduado con honores en el Royal College of Music de Londres); el ex-concertino de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, Jesús Hernández; el tenor Idwer Álvarez, el guitarrista Eddy Pérez y el maestro Alí Agüero, entre otros.

En la producción musical y los arreglos contó con la colaboración de Franco Castellani y el profesor José Baroni, quien fue premiado en 2017 en Berlín. 

La grabación, hecha en dos estudios de Caracas, estuvo a cargo del ingeniero de sonido Giovanni Sciortino, quien ha recibido el Latin Grammy en dos oportunidades. La mezcla la realizó otro ganador de cuatro Latin Grammys, Boris Milán en Miami.

11:11 Pulso de Vida fue masterizado por uno de los estudios más importantes en el mundo de la música, el Metropolis Mastering Studio, en Londres, trabajo que realizó el ingeniero de sonido Tony Cousins, cuyo nombre acompaña trabajos de Peter Gabriel y Elton John.

11:11 pulso de Vida está disponible en discotiendas, CDBaby, iTunes, Amazon y Spotify.

Descubrir a un consagrado

Uno de los artistas venezolanos de repercusión internacional es Oswaldo Vigas, cuya obra, después de su partida, continúa viajando por el mundo y recogiendo comentarios. En Caracas estuvo Simon Watson, curador independiente que presta su asesoría en Nueva York, Londres y Sao Paulo. En su historial también hay que anotar el descubrimiento de nuevos artistas que posteriormente gozan de reconocimiento. En su labor de curaduría se topó con la retrospectiva de Vigas en el Museo de Arte Contemporáneo de São Paulo y quedó sorprendido. Le llamó la atención su vitalidad y la energía proyectada en el lienzo.

Su viaje a Caracas obedecía a una necesidad, conocer el otro yo del artista, dónde se había desenvuelto, el mundo que lo había rodeado e inspirado y por esta razón quiso visitar el taller de Vigas, un espacio donde se mezclan historia, vivencias y cotidianidad. Allí todavía se pueden sentir sus emociones y observar lo que lo motivó a realizar una obra donde lo mágico se hace presente.

Para 2018 está previsto que la obra de Oswaldo Vigas continúe su itinerario por América. Esta vez el destino será Estados Unidos, materia pendiente en el periplo que se inició en 2016. Para ello cuenta con el apoyo de la Fundación Vigas. Varios museos estadounidenses podrán exponer su obra y el público se acercará a la mirada particular que Vigas tenía del mundo que lo rodeaba y que ha hecho que continúe presente en este universo del color y las formas.

El arte en un libro

El mundo digital se hace sentir cada vez más en el trabajo editorial ejemplo de ello es el más reciente título del fondo Editorial Banesco titulado Nuevo país de las artes que reúne la historia de 25 artistas plásticos venezolano, gente joven pues sus fechas de nacimiento se ubican entre 1975 y 1990. Son pintores, escultores, fotógrafos, además de aquellos que cultivan nuevas formas del lenguaje plástico.

Con estas publicaciones, el Fondo Editorial Banesco busca apoyar la educación al mismo tiempo que se fomenta la actividad editorial. Para este texto se solicitó la curaduría de Antonio López Ortega, una obra que forma parte de la serie Los rostros del Futuro, una colección dedicada a registrar la vida y la obra de los nuevos talentos, lo que es un documento que lleva una doble intención, proyectar a estos creadores hacia un tiempo que estar por venir y que a la vez quede como un documento que narra los inicios de muchos que serán el orgullo de Venezuela. La selección de los 25 artistas se realizó a través de un comité de 20 especialistas: críticos, curadores, investigadores, museógrafos, galeristas y promotores. La producción ejecutiva recayó en ArtesanoGroup.

Los artistas emergentes incluidos en Nuevos País de las Artes son: Lucía Pizzani, Starsky Brines, Nayarí Castillo, Suwon Lee, Esmelyn Miranda, Leonardo Nieves, José Vivenes, Daniel Medina, Christian Vinck, Juan Pablo Garza, Érika Ordosgoitti, Paúl Parrella, María Virginia Pineda, Ana Alenso, Sol Calero, Miguel Braceli, Iván Candeo, Conrado Pittari, Armando Ruiz, Florencia Alvarado, Oscar Abraham Pabón, Camilo Barboza, Armando Rosales, Raily Yance y Luis Mata.

Cada joven creador está presente a través de una entrevista y fotos que permiten el diálogo con el lector que puede percibir sus inquietudes y el rol que cumplirán en un futuro, sus luchas internas y capacidades creativas.

Un rincón para encontrar

Se dice que quien busca encuentra y eso es lo que le sucede al visitante que entra en la Librería El Buscón. No sólo encuentra libros, también existe allí la conversación, el escuchar poemas, el mantener una tertulia con un escritor o simplemente encontrar un tesoro bibliográfico en algunos de sus estantes, ya que esa librearía se nutre no sólo con los nuevos productos salidos de las editoriales, sino con libros del pasado, entre los cuales puede estar alguna joya, esas que escasean en el mercado de las letras.

Al frente de este espacio se encuentra Katyna Henríquez Consalvi, una mujer cuya ruta de vida ha estado marcada por viajes, estudios y la actividad literaria. Comenzó con la Filosofía y luego se involucró en la actividad editorial, es amiga de escritores y poetas. Gracias a su instinto supo encontrar el conjuro que hiciera del espacio de un centro comercial un lugar mágico, alejado de los cánones de superficialidad y consumismo propios de estos malls. El Buscón es más que una librería, es un local donde puede vivirse la aventura de perderse tras las carátulas de libros, disfrutar de una tertulia con un autor, además de haberse convertido en la pila bautismal de más de una obra editorial.

Librería El Buscón, Trasnocho Cultural, Centro Comercial Paseo Las Mercedes, final Avenida Principal, Las Mercedes.