Más allá del Canal y los centros comerciales

Un país que ofrece una diversidad en turismo; desde compras, pasando por sus playas, la vida nocturna hasta conocer las mágicas culturas indígenas rodeado de naturaleza. Panamá con su propuesta pretende convertirse en el país con la variedad turística absoluta.

Panamá se ha presentado en la región latinoamericana como una excelente alternativa para ir de compras y de paso poder conocer esa maravilla del ingenio humano que es el Canal de Panamá. Con el paso de los años el país ha robustecido su personalidad con un contenido turístico muy particular que ha posicionando a Panamá como un destino con múltiples opciones para el disfrute. Su geografía, su diversidad en productos de naturaleza, sus tradiciones y sus grupos indígenas suman a una oferta dirigida a turistas en busca de algo nuevo, atractivo y diferente; pero también enfocada en los que ya han visitado el istmo y sólo han conocido lo que ya todos sabemos que tiene: compras, playas y el Canal.

El secreto se centra en que el territorio panameño tiene una geografía muy particular, todo queda relativamente cerca. Usted puede ir en la mañana a las costas del mar Caribe y en la tarde cenar en las costas del océano Pacífico; puede ver a los monos en la cuenca hidrográfica del Canal y luego disfrutar de una alegre noche en el Casco Antiguo de la capital; puede viajar en tren hasta la ciudad de Colón y conocer las nuevas esclusas del Canal en Agua Clara y transportarse a los años 1500 visitando la histórica población de Portobelo, que además de sus ruinas coloniales cuenta con una población singular llena de tradición y especial gastronomía. La Ciudad de Panamá alberga dos museos de categoría internacional: el Museo del Canal Interoceánico, ubicado en el Casco Antiguo y que documenta desde la participación de los franceses en el inicio de la construcción del Canal hasta la firma del Tratado Torrijos & Carter, y el Museo de la Biodiversidad (Biomuseo), con su atractivo edificio construido por el arquitecto Frank Gehry y que registra la unión del Istmo de Panamá a Sudamérica, lo que se convirtió en un puente de vida natural que traspasaron fronteras hacia el Norte y el Sur del continente americano provocando cambios significativos del clima, corrientes marinas, etc. No dejé de visitar la aldea de indios Emberá y la cuenca hidrográfica del Canal, de gran atracción porque en su itinerario a través del lago Gatún tendrá la oportunidad de ver variedad de monos y hacer recorridos en kayak por los ríos de esta selva. Sin duda, un escenario natural único y donde podrá almorzar mientras escucha a los monos aulladores.

Recorrer el interior del país en auto alquilado es toda una aventura. Gracias a la tecnología, no hay forma de perderse. Puede visitar lugares muy interesantes sobre todo en las Provincias Centrales, adonde se llega en apenas tres horas de viaje por carreteras en buen estado. Esta zona es la cuna del folclor: aglutina a poblaciones pintorescas y gente campechana; tienen buenos hoteles, excelente gastronomía y sobre todo un ambiente seguro y placentero. La Provincia de Veraguas, a solo hora y media desde la ciudad de Chitré, goza de recursos naturales maravillosos. El más famoso es la Isla de Coiba, la segunda más grande del Pacífico americano y un santuario natural de primer género. La población de Santa Fe, con sus hermosas caídas de agua, es otro atractivo del lugar, también la población de San Francisco de la Montaña con su iglesia colonial y la atalaya con el Santuario del Cristo Nazareno cuya devoción atrae miles de feligreses cada año. Llegar a la Provincia de Chiriquí, con sus tierras altas, es otra cosa… Y hay más: Boquete, donde se produce el mejor café del país y del mundo, con su clima templado, atractivos hoteles y una naturaleza especial, es la cenicienta de esta provincia; Cerro Punta, donde comer trucha y tomar batidos de fresa son tradición en el visitante. Esta provincia es prácticamente el centro de producción agrícola del país. Alberga a gente muy laboriosa, amigable y acogedora.

A casi todos estos sitios también se puede llegar en avión. Las Islas de Bocas del Toro deslumbran a cualquier: playas, islas… magníficos escenarios naturales para disfrutar de una exquisita gastronomía.

Panamá se ha consolidado como un país seguro, alegre, cosmopolita, de cambios estructurales constantes, progresista y lleno de sabor tropical… un destino 100% caribeño, perfecto para disfrutar en solitario, en grupo, con la familia, para reuniones corporativas, incentivos, congresos, con muchas actividades deportivas, culturales y con una accesibilidad aérea única. ¡Bienvenidos a Panamá!